jueves, 16 de marzo de 2017

Día 16: Puentes.

" Exhorto ante todo, 
a que se hagan rogativas, 
oraciones, peticiones y acciones de gracias, 
por todos los hombres;...  
Porque esto es bueno 
y agradable delante de Dios nuestro Salvador, 
 el cual quiere que todos los hombres sean salvos 
y vengan al conocimiento de la verdad."  
1Timoteo 2:1,3-4  

Reflexión:
El puente Q’eswachaca es una maravilla viva de la ingeniería y cultura inca.
Es un puente tejido en su integridad con fibra vegetal (paja) es un tramo importantísimo del Qhapaq Ñan, aproximadamente tiene más de 500 años de vigencia.
El puente de Q’eswachaka es la muestra de la tradición viva que hasta ahora con sus rituales y trabajo comunitario atrae a los visitantes para que tengan la dicha de vivir la aún vigente cultura material e inmaterial de los incas que sigue viva en este puente y en las comunidades que la utilizan.
El puente se ubica sobre el rio Apurímac a 3 700 m.s.n.m. con una longitud aproximada de 29 metros de largo y de 1.2 metros de ancho.
Es el último puente de su género que aún se mantiene intacto en el siglo XXI, casi en su estado original, cuya tradición de renovación viene generación tras generación.


Miro esta fotografía y pienso que somos como ese restaurador que teje y une con paciencia nudo a nudo para que haya un puente al servicio de los que pasarán por allí.
Si no hacen el trabajo las personas quedarán aisladas, solas y tal vez sin recursos.

La oración es un servicio comunitario básico y esencial en el mundo.
Tender puentes entre lo visible y lo invisible.
Día a día ir uniendo el cielo con la tierra en rogativas por todas las personas del mundo, un trabajo minucioso y paciente, a menudo oculto, pero no menos importante que otras obras ministeriales.

 Oración: 
Por un Avivamiento Pentecostal son precedente, llenura del Espíritu Santo, sanidades, milagros, conversiones.

************************
 Por eso, ustedes deben orar así:
“Padre nuestro, que estás en los cielos,
santificado sea tu nombre.Venga tu reino.
Hágase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo. 
 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.
Perdónanos nuestras deudas,
como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
No nos metas en tentación,
sino líbranos del mal.
Porque tuyo es el reino,
el poder, y la gloria,
por todos los siglos. Amén."

Mateo 6:9-13 (RVC) 
**********************************


No hay comentarios:

Publicar un comentario